¿Podemos responder a esta pregunta?

En los últimos tiempos, es bastante recurrente que nuestros clientes se interesen por la construcción de una casa pasiva. El interés viene motivado por el afán de encontrar un sistema que les permita, una vez finalizada la construcción, mantenerla fácilmente. Se trata de una actitud totalmente sensata que, incluso en algunos países, se ve recompensada con mejoras en los créditos hipotecarios. Se entiende que si el hipotecado va a tener menos gastos en un futuro le será más fácil hacer frente al préstamo. Por lo tanto, es entendible que cada vez más gente se interese por este estándar, importado de Alemania. Al tiempo que se interesan por este sistema, en seguida se preguntan ¿cuál es el precio de una casa pasiva? Por nuestra parte, siempre es muy difícil dar respuesta a esta cuestión. Por qué?

Veamos. Antes de intentar responder a cuánto vale una casa pasiva? Acotemos un poco la pregunta y quedémonos con cuánto vale construir una casa? Aunque hemos eliminado un calificativo de la oración, la respuesta sigue siendo compleja, principalmente, porque es sumamente ambigua, tanto como si preguntamos, cuánto vale un coche? Todos sabemos que pueden existir coches desde 10000.-€, véase un Dacia Logan, por ejemplo, hasta vehículos de más de 100000.-€ como pueda ser un Porche. Ambos son coches, pero su precio es diametralmente distinto, hasta diez veces más. Así pues, a la pregunta, cuánto vale una casa? estaríamos ante la misma ambigüedad de no saber qué responder.

Si concretáramos un poco más y nos preguntáramos cuánto vale un modelo concreto de coche?, pongamos un Volkswagen Golf, cuál sería la respuesta? Tendríamos que decir que aún así la respuesta, en ningún caso, podría ser muy precisa. El abanico de precios, en este mismo modelo, puede ser muy grande, tan grande como del 100%. Adjuntamos a continuación cuales pueden ser los precios de este modelo.

Fuente: km77

Observamos cómo puede ir desde los 25000.-€ hasta 50000.-€. El doble de precio. Hágase constar que estamos haciendo un paralelismo algo simplista, ya que estamos comparando gremios muy dispares. El sector automovilístico es un campo absolutamente industrializado donde el control de los procesos se estudia al milímetro o los tiempos de producción contabilizados al segundo; en definitiva, nada que ver con el mundo de la construcción, a años luz de dicho control. Sin embargo, aún así, vemos el amplio espectro presupuestario que puede haber desde, cuánto vale un coche? hasta, cuánto vale un modelo?

Insistimos en que no son campos comparables pero si nos sirve para ilustrar la idea de que nos es fácil responder a esta pregunta. No son pocas las ocasiones en las que hemos respondido con un dato. 1000€/m²construido (IVA aparte). Esta respuesta es tan imprecisa como la pregunta formulada anteriormente, pero, al menos, nos sirve para orientar al cliente de cuánto dinero hablamos (es como afirmar que un coche vale 25000.-€). Decimos imprecisa porque todavía no sabemos si la casa va a tener sótano, si va a ser de planta baja o dos, qué tipo de instalaciones va a llevar, si tiene garaje, etc., etc., etc. Un cúmulo de dudas todavía por despejar.

En lo relativo al precio de la casa pasiva, hemos de decir que la distancia económica que separaba este tipo de casa a una casa convencional se ha reducido sustancialmente, en gran medida, motivado por los sucesivos cambios normativos del Código Técnico de la Edificación que, cada vez más, ahonda en pro de un mayor ahorro energético. 

Si hace una década, una casa pasiva podría rondar casi el doble del precio de una casa convencional. Hoy día, podríamos decir que ronda el 20% más, según datos empíricos que manejamos. Nótese que muchos de los sistemas de la Passivhaus se están volviendo cada vez más comunes y, por lo tanto, más asequibles. Hace años, conseguir un recuperador de calor era algo caro y difícil, con el tiempo, se ha vuelto un artículo mucho más corriente y económico. Lo mismo podríamos decir de las carpinterías, hace diez años, una carpintería con rotura de puente térmico no era algo tan común, hoy día, se ha vuelto algo muy corriente y la propia gente lo demanda.

Sin embargo, al margen de la construcción, que lleva implícita un cierto incremento, también tiene unos requerimientos técnicos, es decir, la certificación por el Instituto Passivhaus conlleva un coste. Igualmente, son necesarios realizar unos tests en la vivienda que verifiquen los supuestos de infiltraciones de aire que hemos tenido en cuenta, test Blower door. Por último, qué decir tiene que se requieren unos cálculos según la metodología Passivhaus que avalen lo planteado en proyecto. En definitiva, varios factores que incrementan ligeramente el precio de una construcción acorde a los estándares españoles actuales, pero que, sin duda, redundan en un ahorro a largo plazo.

Si todavía tienes dudas sobre cuánto vale una casa pasiva, no dudes en preguntarnos, visítanos y te explicaremos cuál es nuestra metodología.