No siempre nos damos cuenta, pero hay ciertos aspectos de una finca que pueden condicionar e incluso encarecer la construcción de una vivienda, y algunos de ellos los podemos conocer de antemano. Es por tanto recomendable hablar con un profesional antes de hacer la compra del solar, para evitar sorpresas. En esto domohomo arquitectos os puede ayudar.

Una vez estamos seguros de que la finca es edificable (ver post eligiendo una finca (I)), tenemos que mirar aspectos tan diversos como las vistas y la orientación con respecto al sol o vientos dominantes, (criterios más subjetivos y emocionales),  que son más fáciles de controlar con el diseño de la casa sin que ésta se vea muy condicionada.  Pero otros como la topografía y los servicios urbanísticos de la finca, son aspectos más determinantes y cuantificables económicamente, que influyen mucho en el tipo de vivienda que se va a construir.

 En este post hablaremos sobre la forma de la parcela y su orografía, aspectos que pueden y deben determinar el tipo de casa que vamos a hacer. Hay que tener en cuenta que una finca estrecha o con una forma irregular, nos puede condicionar el diseño. De situaciones parecidas han surgido grandes proyectos, pero es importante tenerlo en cuenta, sobre todo en aquellas personas que tienen una idea clara de su casa y tal vez la finca no permita llevarla a cabo. En estos casos, es fundamental la comunicación cliente-arquitecto, ya que si éste conoce bien los gustos y necesidades del promotor, lo tendrá en cuenta en su diseño junto con los condicionantes de la finca. En domohomo arquitectos nos gusta dialogar con nuestros clientes, para conocerlos mejor y que eso se refleje en nuestros proyectos. Nos reunimos con ellos en nuestro estudio en Santiago de Compostela o nos acercamos a la finca para poder explicarles in situ nuestras impresiones y todas aquellas cosas que deben sopesar.

Quizá la pendiente de la finca sea un tema más complicado, dado que además tiene una implicación económica importante. Los movimientos de tierra pueden ser un capítulo caro en el presupuesto de una vivienda si pretendemos imponer nuestro criterio al de la naturaleza. Es decir, si la vivienda que diseñamos se adapta al terreno y su pendiente, lograremos un conjunto armonioso y asequible económicamente. No necesariamente las fincas llanas son más sencillas que las pendientes, aunque a veces es así. Es la relación entre el terreno y la construcción que pensamos hacer en él  la que más va a influir en el presupuesto.

Con respecto a este tema, es importante ser conscientes de que la vivienda debe adaptarse al entorno, tarea que en domohomo arquitectos cuidamos especialmente con diseños sostenibles que respetan el medio ambiente.